Cimientos para nuevos proyectos

10 Noviembre 2005

21 de octubre de 2005: ICVoluntarios se convierte en una federación

Las primeras semillas de ICV se plantaron en 1997, cuando Viola Krebs lideró la contratación de más de 800 voluntarios para ayudar a coordinar e informar sobre la 12ª Conferencia Mundial del SIDA en Ginebra. Tras el éxito de este evento, las personas que querían seguir trabajando juntas formaron un equipo permanente de organización de conferencias y voluntarios. Más tarde, en 1999, Viola Krebs decidió fundar "International Conference Volunteers (ICV)", una organización no gubernamental con sede en Ginebra para proporcionar una estructura permanente a nuestro trabajo.

Nuestra red y actividades crecen

Desde su fundación, ICV ha seguido trabajando para ayudar a producir conferencias locales, nacionales e internacionales en los temas más importantes de hoy día en cuanto a cuestiones sociales, humanitarias, medioambientales y científicas. Nuestro trabajo ha sido posibles gracias al apoyo de nuestros donantes y socios, así como nuestra base fundamental: nuestra red de 1500 voluntarios activos procedentes de un centenar de países y que hablan unas sesenta y cinco lenguas distintas.

Además, con los años, ICV ha desarrollado algunas iniciativas y programas complementarios, siempre girando entorno a nuestra misión principal de catalizar a voluntarios. Estos programas tienen como objetivo ayudar a los organizadores de proyectos por todo el mundo a promover una sociedad más equitativa y justa en todos los sectores y campos.

La creación de la Federación de ICVoluntarios

Conforme ICV ha ido creciendo, nuestras actividades se han ido descentralizando. Aunque la mayoría de nuestro trabajo todavía se lleva a cabo en Ginebra y sus alrededores, ahora contamos con oficinas y representantes en muchas otras partes del mundo.
Al sentir la necesidad de adaptar el marco institucional de ICV a un número cada vez mayor de actividades de campo, en octubre de 2005 se creó una nueva estructura organizativa, transformándose en una federación internacional, con oficinas nacionales y entidades asociadas en diversas partes del mundo.

Además de su sede, nuestra federación tiene representaciones en Canadá, Francia, Mali, Senegal y Sudáfrica.

Fuerza impulsora

ICV todavía sigue fiel a su visión inicial: la voluntad de ofrecer servicios innovadores, aplicables a diferentes contextos y regiones. Este objetivo se logra uniendo a los voluntarios locales con los proyectos para que los dos juntos encuentren sus propias soluciones. La inspiración para estos proyectos proviene de la base, en lugar de un modo jerárquico de arriba hacia abajo.

Hoy en día, la aparición de la sociedad de la información y del conocimiento compartido ha hecho indispensable el movimiento de ciudadanos. Si los voluntarios fueran una sola nación, representarían la quinta economía del mundo. Por lo tanto, son un actor importante en la sociedad y pueden contribuir activamente a la comunicación humana, construyendo una sociedad basada en más solidaridad, compartir y consenso.

En esta perspectiva, el voluntariado es más que nunca el lugar donde reinvertir para contribuir a calmar la sed del mundo. De hecho, una de las características esenciales del voluntariado es la dedicación del ser humano y el espíritu de servir a la mayoría: los voluntarios están preparando el camino del futuro.

ICVoluntarios pretende ser un espacio, un catalizador; para individuos, comunidades y sociedad en general.

Nuestra visión

La visión de ICVoluntarios es de ayudar a desarrollar un futuro donde tanto individuos como comunidades puedan aprovechar los beneficios del compromiso personal y el libre albedrío. A través del voluntariado, buscamos unir conocimiento y necesidades para así promover una sociedad más equitativa involucrando todos los campos y los actores.

©1998-2019 ICVolunteers|diseño + programando mcart group|Actualizado: 2019-01-28 10:52 GMT|Nuestra política|